Cine Cultura

RECORDANDO “BREAKFAST AT TIFFANY’S”

La magia del cine nos brinda clásicos que son dignos de ser recordados una y otra vez, pues esas cintas nos transportan por mundos llenos de tramas entrañables en su mayoría acompañado con bandas sonoras que se han convertido en referentes dentro de la historia de la cinematografía.

Una de esas comedias románticas clásicas es la de “Breakfast at Tiffany’s”, o también conocida como “Desayuno con Diamantes”. Seguramente conectas con cualquiera de estos títulos, ya sea por haberla escuchado simplemente  o por haber disfrutado de las letras de su creador Truman Capote llevadas hasta las grandes pantallas. Y es que como sabemos esta película fue una adaptación del libro de Capote que lleva el mismo título, para ser llevada como una comedia de amor para los cinéfilos de la era clásica.

¿Quién no recuerda las memorables escenas entre sus protagonistas, además del querido GATO de Holly Golightly?

MÁS ALLÁ DE LA HISTORIA

La actriz belga Audrey Hepburn protagonizó 28 películas a lo largo de su carrera, pero ninguno de sus papeles fue más famoso que el de “Holly Golightly” en “Breakfast at Tiffany’s”. 

La adaptación de Truman Capote de 1961 convirtió el comer un pastel mientras se deleita la pupila con las joyas de esta clásica marca, como todo un referente que atravesó al libro para enmarcarlo en el cine.

Se sabe que el autor no deseaba que fuese Audrey la que interpretara a su protagonista, ya que él quería que fuese Marilyn Monroe, quien se negó debido al polémico personaje, pues no quería interpretar a una “dama de compañía”, según la trama que hemos visto, pues en el libro la actividad de Holly es descrita sin censura.

PARAMOUNT QUERÍA ELIMINAR LA FAMOSA PISTA DE LA PELÍCULA, “MOON RIVER”.

Se menciona que después de una proyección previa de la película, el ejecutivo de Paramount, Martin Rackin, dijo que quería que la canción, compuesta por Henry Mancini y escrita por Johnny Mercer, fuera eliminada. Además cuenta la leyenda que Hepburn, normalmente afable, respondió con “sobre mi cadáver”. Lo cual fue lo indicado para los índices de la entrega, pues como recordamos la canción ganaría el Oscar a la Mejor Canción Original.

La película fue recibida positivamente desde un comienzo, y también ganó en 1962 dos Premios Grammy, además fue seleccionada como la cuarta canción más memorable en la historia de Hollywood por el American Film Institute en 2004. La película también fue candidata a otros tres Premios Óscar: Oscar a la mejor actriz para Hepburn, Oscar al mejor guion adaptado, y Oscar a la mejor dirección de arte.

LA CENSURA ESTUVO PRESENTE

Finalmente la cinta tuvo una gran censura para llevarse a las salas, incluyendo la bisexualidad de Holly, el tema de aborto y por supuesto que se dedicaba a la prostitución, sí estamos familiarizados con Capote podemos entender que estos temas estuvieran presentes en su libro, ya que su estilo es inconfundible así como su pasión periodística.

Recordemos ese clásico tema, y sí tienen oportunidad revivan o conozcan la cinta o más aún el libro.

Deja un comentario